SERENA 

                                                                                                             Por Dani Segura


                                                                      

Casi dos años desde que se rodara ha tardado en llegar a nuestras pantallas «Serena», segunda incursión de la danesa Susanne Bier en el cine de Hollywood, protagonizada por Jennifer Lawrence y Bradley Cooper


 

Desde el momento en que el manuscrito de la novela «Serena» de Ron Rash cayó en manos del productor Nick Wechsler, este intuyó que tenía material oscarizable entre manos. Uno de esos proyectos que arrasa en las entregas de premios. Como él mismo explica, «fue amor a primera lectura y, de hecho, adquirí los derechos inmediatamente. Estuve estudiando posibilidades con 2929, uno de los inversores en la película, y decidieron unirse al proyecto». Su primer paso fue encontrar al guionista adecuado, y lo encontraron en Christopher Kyle (K-19: The Widowmaker, Alejandro Magno), que les dio la sensación de haber entendido «el material, y nos gustó la perspectiva desde la que nos presentó la adaptación. Le fichamos y la colaboración en la escritura del guión fue muy fluida».

Wechsler apuntaba alto con Serena, así que negoció con Darren Aronofsky para que tomara las riendas de la dirección, y con Angelina Jolie para que interpretara a la protagonista principal. Sin embargo, el acuerdo entre las partes no cuajó –
seguramente, porque los productores querían mantener el presupuesto por debajo de los 30 millones–, y se buscó un recambio para ambos que, a poder ser, garantizara unos gastos más controlados. Así que Wechsler pensó en Susanne Bier (Después de la boda, En un mundo mejor) porque consideró que «encajaría muy bien su capacidad para transmitir la fuerza de las relaciones. Tiene mucho ojo para retratar la intimidad y transmitir las emociones y la pasión». Y a la danesa lo que le interesó del guión de Kyle fue «el sector de la exploración forestal con esos árboles tan enormes. Luego me centré más en la historia de esta mujer que vive en un mundo gobernado por hombres, y me pareció fascinante. Me sentí muy identificada». Con Bier subida al carro, les resultó relativamente fácil convencer a Jennifer Lawrence para heredar el papel –también hay que tener en cuenta que fue antes de su explosión popular con El lado bueno de las cosas y Los juegos del hambre: En llamas–, y esta, a su vez, se trajo consigo a su compañero en el film de David O. Russell, Bradley Cooper. Como señala el productor Ben Cosgrove, los intérpretes estaban entusiasmados «por tener la oportunidad de trabajar con Susanne. Es conocida por su forma de trabajar con los actores y ayudarles a profundizar en las intimidades de sus personajes».

La acción de Serena arranca en las montañas de Carolina del Norte, a finales de la década de 1920. Una enamorada pareja de recién casados, George (Cooper) y Serena Pemberton (Lawrence), empiezan a levantar un imperio maderero. Ella no tarda en demostrar su valía en un mundo de hombres, sea a la hora de supervisar a leñadores, cazar serpientes de cascabel, o incluso salvar la vida de su propio marido en el monte. Con poder e influencia suficiente en sus manos, los Pemberton no permiten que nadie se interponga en su ardiente amor y en sus ambiciones, llegando incluso al asesinato para conseguirlo, contando para ello con la ayuda del matón Galloway (Rhys Ifans). Sin embargo, cuando Serena descubre que George oculta un pasado secreto, y afronta la cruda realidad de que jamás va a poder tener un hijo propio, su apasionado matrimonio se ve abocado hacia un dramático desenlace.

Pero, ¿por qué un proyecto, sobre el papel, tan atractivo como Serena sigue sin estrenarse pese a haberse rodado hace más de dos años, a mediados de 2012? Según sus responsables, ha sido una concatenación de imprevistos. Por un lado, indica Bier que, tras el rodaje «hemos estado todos ocupados. Yo rodé “Una segunda oportunidad”. Cooper y Lawrence estaban liadísimos, así que la grabación de diálogos durante la postproducción ha sido complicadísima. ¡Ella solo ha tenido un día libre en dos años!». Al mismo tiempo, a los productores no lograban vender los derechos de distribución, pues señalan que «hubo cierto tira y afloja con los estudios, pero no lográbamos el lugar que necesitábamos conseguir», así que decidieron lanzarla ellos mismos en Estados Unidos. De ahí que se vaya a estrenar antes en Europa: con la intención de darle más bombo, quieren que sus protagonistas puedan presentarla, y para eso Cooper tiene que acabar la promoción de American Sniper, y Lawrence cerrar su intervención en Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2. Es el problema de contratar a dos de los actores de moda en Hollywood.    


                                    

USA- Francia, 2014. T. O.: «Serena». Directora: Susanne Bier. Intérpretes: Jennifer Lawrence, Bradley Cooper, Rhys Ifans, Sean Harris, Toby Jones, Sam Reid, David Dencik, Blake Ritson.



Articulo publicado en el número 351, Noviembre 2014.

© DIRIGIDO POR, S.L. Prohibida su reproducción total o parcial.

 
 RevistasRevistas.html
 LibrosIntrod._Libros.html
 Suscripciones y pedidosContacto.html
 Quienes somosQuienes_somos.html
ReportajeImagenes_Reportaje.html
Además
CríticaImagenes_Critica.html
SumarioImagenes_sumario_351.html
StaffImagenes_staff.html
Artículos archivoImagenes_Indice_Archivo.html
Sumarios anterioresImagenes_sumarios_anteriores.html

Nº 351

Noviembre 2014